fbpx
Avances en salud

¿Ventilación natural o artificial para hospitales?

ventilación en hospitales
Escrito por Juan González

Si ya de por sí siempre ha sido importante mantener las instalaciones sanitarias bien ventiladas, desde la irrupción de la pandemia de coronavirus la ventilación en hospitales se ha convertido en una verdadera preocupación para dichos organismos. Hasta ahora era la única forma de asegurarse de mantener unas condiciones óptimas de trabajo, pero es que desde 2020 sabemos, además, acertar con los sistemas de ventilación en hospitales puede salvar miles de vidas.

Nunca habíamos tenido que enfrentarnos a una amenaza así de contagiosa, por lo que los métodos de siempre no servían. Los suecos rescataron un proyecto de buque de su armada, el Vasa, que duró a flote 15 minutos y se mantuvo cientos de años bajo el mar y le pusieron un museo. ¿Y eso por qué? Pues porque ese fracaso les ayudó a hacer barcos mucho mejores desde ese momento.

Ojalá todo lo que nos tocó vivir en los peores momentos de la pandemia sirva para hacer mejor las cosas a partir de ahora. Por eso hoy hablamos de la ventilación en hospitales, ¡un detalle que conviene no olvidar nunca para no repetir errores del pasado!

Ventilación natural

Siempre se ha pensado que la mejor forma de renovar el aire en un hospital era haciendo uso de la ventilación natural. Es decir, abriendo las ventanas de las habitaciones y dejando correr el aire. El problema de esto es que sí, el aire contaminado puede salir y el aire limpio entrar, pero esto no garantiza que se eliminen por completo los patógenos que hay en el ambiente. La ventilación en un hospital debe ser mucho más que eso. ¿Por qué? Pues porque en los centros sanitarios existen miles de sustancias perjudiciales flotando libres en el aire y no basta con hacerlas circular: hay que asegurarse de erradicarlas.

  • Bacterias
  • Virus
  • Medicamentos aerosolizados
  • Productos de limpieza

Esto, unido a que muchas de las personas que ingresan en ellos lo hacen con las defensas bajas, hace que más de un 6% de los pacientes que llegan a un hospital contraigan una enfermedad o una infección en él distinta a la que les hizo acudir a los hospitales. Ya os hemos hablado en alguna ocasión de la importancia de la bioseguridad en este tipo de instalaciones, pero en esta ocasión hablamos de ir un paso más allá. De asegurarnos de que no hay nada perjudicial en el aire que se respira en un hospital, y eso requiere de mucho más que de abrir bien las ventanas para que corra el aire.

Además, la ventilación en hospitales no puede ser igual en sus distintas zonas. La ventilación natural puede ser apropiada para una habitación en la que la persona que está ingresada no tiene ningún tipo de problema relacionado con patógenos, hasta ahí estamos de acuerdo. Sin embargo, si aplicamos este mismo principio, por ejemplo, a un quirófano, o a una ‘zona Covid’, nos encontraríamos ante un serio problema para la salud humana.

Ventilación artificial

Está claro que si hablamos de que no siempre vale la ventilación natural en hospitales, lo hacemos porque sabemos que existe una alternativa mucho más apropiada. Hablamos, claro está, de la ventilación artificial. Hay zonas en las que no es viable tener ventanas porque el aire de la calle podría provocar multitud de problemas sanitarios. En otras, simplemente, sería una auténtica locura dejar escapar aire contaminado con distintos patógenos al exterior. Por fortuna, la tecnología de este tipo de ventilación ha ido avanzando y a día de hoy encontramos unidades de tratamiento de aire bastante completas.

Con climatización, sí, pero también con elementos como la filtración de patógenos y, prácticamente igual de importante, el control de la humedad. En el caso de la Covid-19, por ejemplo, los expertos aseguran que conviene que dicho parámetro se encuentre entre el 40 y el 60%, y esto sería imposible de controlar haciendo uso exclusivamente de la ventilación natural.

Y eso no es todo: como ya hemos dicho, hay que poder controlar el flujo de aire entre las distintas zonas de un hospital, así como poder ‘jugar’ con la presión positiva o negativa en las habitaciones. No tendría ningún sentido que los pacientes de traumatología estuviesen respirando el mismo aire que ya ha pasado por el área Covid de un hospital, ¿no creéis? Conviene extremar las precauciones de forma pulcra en el tema de la calidad del aire y, como ya hemos mencionado, creemos que todo lo sufrido hará que las autoridades sanitarias pongan aún más cuidado en este sentido.

Monitoreo de la calidad del aire

Se disponga de la modalidad que se disponga en la ventilación en hospitales, la monitorización de la calidad del aire es un aspecto vital para garantizar su salubridad. Del mismo modo que se hace en el centro de las grandes ciudades, donde incluso se llegan a aplicar restricciones de movilidad para asegurar que el aire que respira la población contiene un nivel de contaminantes aceptable, un hospital debe garantizar el bienestar de sus pacientes en este sentido.

Por eso a día de hoy es indispensable contar con un sistema de monitoreo de la calidad del aire. Una herramienta que permita identificar si una zona concreta contiene en un momento dado una concentración de patógenos demasiado elevada para poder actuar en tiempo real contra la amenaza. Esto, que hace unos años podía parecer algo demasiado futurista para ser cierto, se ha convertido en el pan de cada día en los centros hospitalarios. Y esto supone una grandísima noticia tanto para las personas que están allí por necesidad como para los trabajadores, las personas que más expuestas han estado a amenazas como el coronavirus… o cualquiera que esté por llegar.

Ahora sabemos que no pueden faltar equipos de protección individual en los hospitales, pero también que no se puede dejar de lado el aspecto de la ventilación en hospitales. Tal y como ya os hemos contado, a día de hoy marca la diferencia entre la vida y la muerte. Entre solucionar el problema con el que llegamos o sumar complicaciones que podrían derivar en el peor de los resultados.

Acerca del autor

Juan González

Deja un comentario