fbpx
Healthtech

Todo lo que debes saber sobre las ecografías 5D

ecografias-5D
Escrito por Redactor Marketing

La tecnología se pone de nuestra parte en todas las facetas de nuestra vida y también lo ha hecho en ese momento mismo de dar vida. Las innovaciones sanitarias también han hecho que el embarazo sea más seguro y se pueda realizar un seguimiento mucho más pormenorizado de todo lo que rodea al feto y a nosotras mismas, con nuestra salud como prioridad. ¿Recuerdas el sujetador que permite la detección precoz del cáncer de mama? Pues entre esos descubrimientos que han mejorado la calidad de vida de las mujeres se encuentran las ecografías 5D.

Yoigo fibra2

¿Qué es una ecografía 5D?

Una ecografía 5D es una imagen en tres dimensiones y en tiempo real del feto en la que podemos visualizar texturas, colores y luces.

Con esta técnica, la imagen del bebé es más real, porque la tecnología modifica el color de la imagen o aplica focos de luz en zonas concretas para que, mediante luces y sombras, podamos ver el feto desde diferentes ángulos.

Este avance permite ver cómo se desarrolla nuestro bebé en el útero captando su movimiento, eliminando el ruido de las imágenes y dando mayor definición a las mismas, para que podamos hacernos una idea más precisa, incluso de su color de piel.

¿Cómo se hace una ecografía 5D?

Una ecografía 5D se realiza de la misma manera que las ecografías convencionales, tan sólo cambia el equipo de diagnóstico con el que se practica.

Consiste en una prueba diagnóstica en la que se utilizan ultrasonidos sobre la barriga de la embarazada que proyectan la imagen que obtienen en una pantalla de ordenador.

Se puede realizar tanto de forma abdominal como de manera vaginal, esta última para las primeras semanas de gestación.

¿Es segura una ecografía 5D?

El hecho de que una ecografía 5D se realice con ultrasonidos hace pensar a las embarazadas que su utilización puede ser perjudicial para el feto. Sin embargo, esta técnica no emite una radiación nociva, ni para el bebé ni para la madre. Esto no es como una radiografía, que sí puede ser perniciosa durante el embarazo.

Se unta un gel transmisor para que los ultrasonidos se propaguen de manera correcta y se obtiene una imagen en tiempo real, pero se trata de una prueba segura.

¿Cuál es la diferencia entre una ecografía 4D y una 5D?

La técnica ha ido avanzando muy deprisa en las últimas décadas. Seguro que las ecografías que le hicieron a tu madre (si es que se las hicieron) no tienen nada que ver con las que ahora te hacen a ti. De hecho, en poco tiempo hemos evolucionado de las ecografías 2D a las 3D y, muy pronto, a las 4D y, ahora, a las 5D.

¿Cuáles son las diferencias? Las ecografías 5D son más precisas, aportan mejor calidad de imagen y mayor definición.

Eso permite que sean más fiables a la hora de detectar posibles malformaciones del feto, tanto externas como internas.

En la ecografía 5D se utiliza el sistema LightVision, que permite ver un color de la piel mucho más real, y la Crystal Vue, una tecnología que deja ver mejor el volumen y las estructuras internas y externas.

¿Qué beneficios aporta una ecografía 5D?

La innovaciones tecnológicas siempre llegan con la vocación de mejorar a la tecnología ya existente. Las ecografías 5D aportan una serie de ventajas muy interesantes respecto al resto de técnicas de diagnóstico para embarazadas. ¿Cuáles son esos beneficios que se obtienen de ellas?

Mayor precisión de imagen

La ecografía 5D nos permitirá ver una imagen más precisa de nuestro bebé, con muchos más detalles, lo que puede traducirse en muchas ventajas desde las primeras semanas de embarazo.

  • Permitirá detectar posibles malformaciones mucho antes (aunque no diferentes a las de las ecografías anteriores).
  • Permite identificar el género de nuestro bebé con más antelación, incluso desde la semana 11 o 12.

Obtiene imágenes con volumen con técnicas muy avanzadas

La tecnología que se aplica contribuye a que los médicos puedan evaluar cómo será el crecimiento del feto (o cómo debería ser) a lo largo del embarazo, con una estimación mucho más precisa.

No es nociva

Ya te lo hemos dicho: esta prueba es segura, siempre encaminada a mejorar la salud del bebé y de la embarazada.

Aporta información más detallada

Todos esos detalles que se obtienen de una ecografía 5D, tanto de las estructuras externas como internas del feto, permite identificar más temprano posibles trastornos genéticos o la presencia de síndrome de Down, por ejemplo.

¿Cuándo es mejor hacer una ecografía 5D?

El ultrasonido 5D aporta sombras y profundidad a la imagen que se obtiene, por lo que es posible percibir muchos más detalles del feto incluso desde las primeras semanas de gestación.

Aunque es posible realizarla desde las primeras semanas de embarazo de manera precisa, se recomienda que no se practique hasta pasada la semana 24.

Es entonces, entre las semanas 24 y 30, cuando el líquido amniótico cuenta con un nivel adecuado y el bebé tiene un tamaño suficiente para obtener una mejor visualización de lo que queremos ver.

Hay médicos que no la aconsejan hasta la semana 26 porque será cuando ya podamos apreciar mejor el movimiento, los gestos y, sobre todo, la cara de nuestro bebé.

¿Dónde puedes hacerte una ecografía 5D?

De momento, no son muchos los centros sanitarios que ya realizan ecografías 5D a las embarazadas. Por lo general, suelen ser clínicas privadas las que ofrecen esta técnica.

Por ejemplo, el Hospital Universitario Sanitas La Moraleja (Madrid) o el centro especializado eCodadys ya cuentan con este tipo de tecnología.

¿Qué precio tienen? Esto varía dependiendo de cada clínica, pero el Centro de Ginecología Integral las cobra a unos 89 euros (un 25% más si son gemelos). Y, obviamente, son más caras que las ecografías en 3D y 4D.

Pese a todas las ventajas que puede aportar este tipo de ecografía para la mejora de la salud del feto y de la gestante, por ahora se utiliza sobre todo porque hay parejas que no pueden esperar para ver la cara de su bebé.

Las previsiones indican que esta técnica tendrá un gran futuro para la mejora de la medicina, aunque, como te decimos, todavía está en pañales. Y nunca mejor dicho.

Acerca del autor

Redactor Marketing

Deja un comentario