fbpx
Healthtech

Recomendaciones para teletrabajar de forma segura y saludable

recomendaciones-para-teletrabajar-de-forma-segura-y-saludable
Escrito por Redactor Marketing

Muchos llevábamos años soñando con él, pero las empresas, no se sabe muy bien por qué, no terminaban de verlo viable. Eso sí, en cuanto llegó la pandemia de coronavirus todas las que pudieron nos mandaron a trabajar a casa. Y ojo, que eso no fue teletrabajo, sino un ‘¡sálvese quien pueda!’ Turnos interminables, material propio y en muchas veces inadecuado, videollamadas desde la cocina porque era el sitio de la casa con mejor cobertura wifi… ¿Tenían las empresas razón y no estábamos preparados para el teletrabajo? De eso nada, es que hubo cero planificación. Por eso, aprovechando la aprobación de la ley de teletrabajo, hoy vamos a daros algunas recomendaciones para teletrabajar de forma segura y saludable.

Yoigo fibra2

De un tiempo a esta parte os hemos dado algunas claves para practicar deporte en casa, algo vital durante el primer confinamiento para que nuestro organismo no se resintiese. Echadles un vistazo, que tanto si teletrabajáis como si no, os van a venir genial durante estos meses de frío en los que salir a correr no resulta lo más apetecible. Eso sí, en el post de hoy queremos ir más allá. Vamos a hablar de las muchas ventajas de teletrabajar, pero también de los riesgos psicosociales por teletrabajo, o de los factores de riesgo teletrabajo.

Como siempre, esta moneda tiene dos caras que conviene conocer al dedillo. Por ejemplo, no terminamos de tener clara la relación entre teletrabajo y prevención de riesgos laborales, o qué efectos negativos puede tener el teletrabajo sobre nuestra vida personal. En el post de hoy hablamos de todo esto y mucho más porque sí, el teletrabajo tiene sus pros y sus contras, ¡y queremos que tengáis las herramientas necesarias para exprimirlo al máximo! ¿Qué os parece? ¿Nos ponemos a ello? Pues empecemos con las recomendaciones para teletrabajar de forma segura y saludable.

¿Cómo afecta el teletrabajo a las personas?

Antiguamente, cuando nos daban la posibilidad de teletrabajar, a pesar de que al principio era todo alegría, nos daba algo de vértigo. ¿De verdad estábamos preparados para pasar del trajín de nuestro entorno laboral a la quietud de nuestro hogar? ¿No echaríamos de menos los jijijaja de la oficina y el contacto personal con algunos compañeros? Por gracia o por desgracia, la pandemia de coronavirus ha supuesto todo un baño de realidad para nosotros y muchas de estas preguntas han terminado respondiéndose solas. ¿Cómo afecta el teletrabajo a las personas? Resulta complicado dar una respuesta genérica porque cada una de ellas es un mundo, pero en general diríamos que bastante positivamente.

Cierto, hay quien ha descubierto que no es nada productivo en casa e incluso ha llegado a pedir volver al centro de trabajo. Como os hemos dicho, cada persona es un mundo. Eso sí, cuando salió a la luz la ley de teletrabajo, fueron muchos los que dijeron en voz alta que estarían dispuestos a renunciar a ciertos derechos para poder quedarse en casa. Ahora bien, la comodidad y la mejora en nuestra calidad de vida no siempre compensan los posibles efectos negativos del teletrabajo.

Desarrollar nuestra actividad laboral a distancia no siempre es tan bonito como queremos pintarlo. Todo dependerá de numerosas variables que debemos aprender a tener bajo control:

  • El tipo de relación con nuestra empresa
  • Lo fuertes que seamos a nivel psicológico
  • ¿Realmente nos compensan las ventajas de las que disfrutamos?
  • Medidas de prevención para teletrabajar de forma saludable
  • ¿Estamos dispuestos a sacrificar el networking que se produce en un entorno laboral?

Si no queremos terminar quemados de una situación que, bien llevada, puede ser infinitamente mejor que la habitual, conviene tener claros los pros y los contras del teletrabajo.

Pros y contras del teletrabajo

En toda situación en la vida, por muy necesitados que estemos, deberíamos saber valorar los pros y contras de una actividad antes de emprenderla. Esto, en nuestra vida laboral, se torna en algo aún más importante si cabe. Nos pagan en dinero, sí, pero el dinero es tiempo, el que invertimos en ganarlo. Visto así, para que lo veamos más claro, ¿nos compensa dedicarnos un trabajo que nos exige más tiempo del que nos pagan?

Pues del mismo modo, antes de aceptar una situación de teletrabajo (que la nueva ley dice que debe ser voluntaria, acordada por las partes y reversible), conviene tener muy claras las ventajas y desventajas de convertir nuestro hogar en nuestro nuevo centro de operaciones. En nuestro caso, más allá de, por ejemplo, el posible ahorro, nos centraremos en los pros y los contras del teletrabajo para nuestra salud. Sin duda alguna, cuando pensamos en teletrabajar solemos quedarnos en la motivación económica, pero… ¿somos conscientes de lo mucho que puede afectarnos a nivel de salud?

Ventajas del teletrabajo para nuestra salud

Aunque dicen que siempre hay que dar las malas noticias primero, en Health Tech Spain consideramos que en este caso es mejor hacerlo al revés. Si veis todo lo bueno que teletrabajar tiene para vuestra salud, veréis las cosas malas desde otro punto de vista. No como algo imposibilitante, sino como un pequeño obstáculo que hay que superar para vivir muchísimo mejor.

  • Lo primero y más obvio es el poder pasar más tiempo de calidad con los nuestros.
  • Otra de las primeras cosas que se nos vienen a la cabeza son las horas de sueño. Teletrabajando podemos dormir mucho más. No tenemos que ‘arreglarnos’, ni perder tiempo desplazándonos hasta el centro de trabajo. Con el tiempo justo para lavarnos la cara y tomarnos el desayuno ya nos vale, ¡y para lo segundo podemos sacar hueco a lo largo de la mañana!
  • Ya que  hemos hablado del desayuno, otro de los pros del teletrabajo está en las comidas. Se acabaron los tuppers, los menús del día y los sándwiches a ‘corre que te pillo’. Al fin podremos mantener una dieta equilibrada y comer con calma. Y algo impagable para nuestra salud mental: comer con los nuestros, que es como deberíamos comer siempre.
  • Teletrabajando somos mucho más productivos. Sí, tenemos mil opciones más para entretenernos, pero también somos conscientes de que, cuanto mejor lo hagamos, antes podremos chapar y dedicarnos a otras cosas.
  • Reducción drástica de los niveles de estrés. No se erradicarán del todo, pero sí disminuirán considerablemente los roces entre compañeros, así como los abusos de mandos intermedios a sus subalternos. Esto aumenta nuestro grado de felicidad e incluso mejora nuestra actitud frente a la empresa.
  • Más tiempo para hacer deporte. Se acabaron las excusas, ¡ya era hora de que llegases, vida saludable!

Desventajas del teletrabajo para nuestra salud

Y ahora sí, una vez vistas las grandes ventajas que puede reportarnos, toca echar un vistazo a los efectos negativos del teletrabajo para nuestra salud. La mayoría de ellos pueden solucionarse con ganas y algo de empeño. De ahí que primero hayamos querido hablaros de lo bueno. Solo hay que saber cómo, ¡y con eso os ayudamos nosotros!

  • Con lo primero contra lo que deberemos lidiar será con los riesgos psicosociales del teletrabajo. Podemos sentirnos aislados estando en casa, pensar que somos menos que los compañeros que sí acuden al centro de trabajo. Esto puede reflejarse en inseguridad y bajada de autoestima, pero deberíamos verlo desde otra óptica: si nos han dado la oportunidad de teletrabajar ha sido precisamente por todo lo contrario. Confían en nosotros y en nuestra capacidad de trabajo.
  • El sedentarismo está ahí. Es por ello que debemos obligarnos a salir a caminar y a practicar algo de ejercicio a diario. Con media horita basta para mantenernos activos y evitar que aparezcan dolores musculares y problemas circulatorios, ¡nuestros cuerpos necesitan actividad!
  • Saber desconectar del trabajo es crucial. Lo ideal es reservar un rincón de casa para trabajar y no pisarlo más de lo necesario. Exactamente lo mismo ocurre con el teléfono, o el email de empresa. Teletrabajar en casa no significa que debamos estar siempre disponibles. La ansiedad es horrible, y vivirla en nuestro hogar, en nuestro templo, hace que nos quedemos sin lugar en el que refugiarnos.
  • Dolores musculares, nuestro pan de cada día. El hecho de no contar con el material apropiado, como la mesa, la silla o el reposapiés, puede provocar que nos sintamos doloridos desde los primeros días. Esto se soluciona adquiriendo un mobiliario apropiado y corrigiendo nuestra postura por otra más apropiada, ¡se acabaron los problemas!

Consecuencias del teletrabajo

Profundizando un poco más en el tema de los pros y los contras del teletrabajo, y en nuestro afán por daros recomendaciones para teletrabajar de forma segura y saludable, hemos decidido recopilar otras consecuencias del teletrabajo. Por algún extraño motivo, pensamos que nosotros somos más fuertes que el resto. Que todas esas cosas que les pasan a nuestros conocidos, o que se cuentan en la televisión, nunca nos ocurrirán a nosotros. Por desgracia, en la mayoría de las ocasiones nos damos cuenta demasiado tarde de que estábamos en pleno ojo del huracán.

A la hora de hablar de las posibles consecuencias negativas del teletrabajo, conviene prestar atención a todo aquello que entendíamos como ventaja y que puede terminar convirtiéndose en desventaja. O lo que es lo mismo, esas cosas que entendemos como fortalezas de quedarnos en casa y que pueden terminar pasándonos factura en lo sanitario. Por eso, tal y como os decíamos antes, conviene tenerlas identificadas para hacer todo lo posible por compensarlas. De este modo conseguiremos no solo estar más cómodos teletrabajando, sino que además conseguiremos sacarle el máximo partido a la situación sin tener que pagar una elevada factura por ello.

Ojo, que el teletrabajo también tiene ventajas. Más arriba hemos comentado las que más directamente nos afectan, pero hay otras en las que pensamos menos y que también son importantísimas. Por ejemplo, el gran favor que le hacemos al medio ambiente. El hecho de reducir significativamente el volumen del transporte, ya sea público o privado, hace que las emisiones de CO2 a la atmósfera sean muy inferiores a las habituales. Esto es tremendamente beneficioso para la capa de nuestro planeta que más nos protege de los efectos nocivos de los rayos del sol, ¡las empresas deberían tener esto mucho más en cuenta!

Teletrabajo y riesgos laborales, ¿somos realmente conscientes?

Cada cierto tiempo, más tarde de lo que debiera, las empresas recuerdan que deben darnos ciertas nociones de riesgos laborales en el trabajo. Eso sí, tras varios meses trabajando en casa ‘de aquella manera’, pocas son las compañías que se han preocupado por este apartado. Mucha gente pasó semanas trabajando desde el sofá de casa, algo de lo más desaconsejable para nuestra espalda y nuestras cervicales. O trabajando demasiado cerca de la pantalla porque no había otro rincón en casa en el que colocarla a mayor distancia. Pues bien, esto se acabó.

Ha llegado la hora de ser conscientes de nuestras malas prácticas y de cómo se corrigen, por lo que aquí van nuestras recomendaciones para teletrabajar de forma segura y saludable:

  • Debemos tener una silla lo más cómoda posible. Una de las consecuencias del teletrabajo, una de las negativas, ha sido el aumento de dolores musculoesqueléticos. ¿Cómo era posible que nos doliese más el cuerpo ahora que cuando teníamos que permanecer ocho horas sentados en un sitio sin movernos? Pues porque, por muy mal acondicionado que estuviese nuestro puesto de trabajo, estaba mucho mejor orientado a nuestra actividad laboral que cualquier rincón de casa. ¿La mejor inversión? Adquirir una buena silla que nos permita mantener una posición correcta y cómoda.
  • Excusas para levantarse, justas y necesarias. El hecho de no desplazarnos hasta nuestro lugar de trabajo ya es perjudicial para nuestro cuerpo. No es lo mismo tener que caminar hasta nuestro transporte, desde ahí a nuestro puesto de trabajo, bajar al café y vuelta, que ir de la habitación al salón o despacho, permanecer todo el rato sentados y levantarnos al final de la jornada. Hay que moverse, y resulta tan sencillo como llevarse un vaso de agua en vez de una botella. Nuestra circulación lo agradecerá, y de nuestra salud mental no hablemos!

Efectos negativos del teletrabajo

Ya hemos hablado de contras y desventajas del teletrabajo, pero la cosa no queda ahí. Ahora toca hablar de otros efectos negativos del teletrabajo y de cómo ponerles solución. ¿Mucha negatividad? Todo lo contrario, nuestra intención es que tengáis todas las herramientas necesarias para convertir el lado menos bueno en algo positivo. En definitiva, que si tenéis que volver a vuestro puesto de trabajo, que no sea por no haber sabido gestionar este tipo de situaciones que, a la larga, terminan pasándonos más factura de la que podamos llegar a imaginar.

  • Dificultades a la hora de dormir. ¿Cómo es posible que descansásemos mucho mejor cuando íbamos arrastrándonos por la vida que ahora que nos despertamos apenas media hora antes del inicio de nuestro turno? Fácil, porque nuestro cuerpo necesitaba descansar, y ahora puede que no tanto. Si no queremos tener que recurrir a un especialista que termine recentándonos química para poder conciliar el sueño, lo mejor que podemos hacer es hacer ejercicio. Quemando energía nos agotaremos, y agotándonos volveremos a dormir como niños, ¡así de fácil!
  • Problemas con la alimentación, ¿qué nos pasa? Ahora que al fin podemos cuidar más nuestra dieta, resulta que no tenemos nada de hambre, ¡con la de tiempo que llevábamos queriendo despedirnos de la fiambrera y el microondas! La solución es la misma que en el caso anterior: quemar energía para que nuestro cuerpo nos pida más gasolina. ¿Y si el problema es digestivo? Más de lo mismo: mo-vi-mien-to. La circulación de nuestra sangre por el organismo es clave para el buen funcionamiento del estómago y los intestinos, ¡así que dadle caña al body!

Eso sí, el ejercicio aeróbico no es la solución a todos nuestros males, así que ojito con el siguiente apartado, que os va a venir de maravilla.

Otras recomendaciones para teletrabajar de forma segura y saludable

Lo más probable es que algunos de vosotros ya lleváseis tiempo haciendo ejercicio quemagrasa  y sigáis sufriendo algunos problemas a nivel físico. Ciertamente, aunque ayuda muchísimo, este tipo de actividad no soluciona todos los problemas que pueden surgirnos teletrabajando. Hay efectos negativos del teletrabajo que no se corrigen, por ejemplo, saliendo a correr, pero para los que podemos encontrar soluciones igualmente válidas si sabemos identificarlos a tiempo. Es el caso de la fatiga visual y ciertos dolores musculares para los que no basta con sudar, sino que necesitan de otro tipo de cuidados.

  • Fatiga visual, un problema con fácil solución. El hecho de estar en casa hace que nos levantemos menos de la silla. Y levantarnos menos hace que pasemos más tiempo con los ojos fijos en la pantalla. Los ojos son una de las partes más delicadas de nuestro cuerpo y necesitan de cierta actividad. Tienen que que variar el enfoque, ir cambiando de cerca a lejos y viceversa con cierta asiduidad. Por eso, debemos acostumbrarnos a mirar hacia algo lejano cada cierto tiempo. Algo muy efectivo es mirar a una estantería lejana e intentar leer el título de varios libros, o identificar los rostros de un par de retratos. Eso sí, si se nos ha pasado hacerlo y nos empiezan a doler… 10 minutitos de descanso y a seguir.
  • El remedio contra los dolores musculares, ¡los estiramentos! Son ejercicios más específicos que cuando hacemos deporte, y con un ritmo mucho más suave, pero sostenidos en el tiempo y con una eficacia prácticamente instantánea. Con ellos, además de poner a tono nuestros músculos, hacemos que se rieguen de sangre, se oxigenen y vayan reparándose de forma natural. Lo ideal es realizar varias veces al día una rutina completa para todo nuestro cuerpo, ¡ya veréis qué cambio!

Consejos para cuidar la salud durante el teletrabajo

A lo largo del post de hoy hemos ido dejando multitud de consejos y recomendaciones para teletrabajar de forma segura y saludable que os vendrán genial en el día a día. Eso sí, si habéis decidido llegar a este punto directamente no os preocupéis. Nosotros también vamos al grano a veces, así que aquí os dejamos una recopilación de los mejores. Además, añadimos unos cuantos más para que no tengáis absolutamente ningún problema con las posibles consecuencias del teletrabajo. Con las negativas, claro está. De las positivas, disfrutad todo lo que podáis. De hecho, luchad con uñas y dientes porque no os las arrebaten nunca. Ya sabéis, ¡los pasos atrás, ni para coger carrerilla!

Detalles que hay que cuidar a la hora de teletrabajar

  • La postura a la hora de permanecer sentados, ¡demasiado tiempo para estar mal!
  • Esto no solo influye en la elección de la silla. También en la altura de la mesa, o la necesidad de utilizar reposapiés.
  • Es conveniente tener siempre a mano un vaso de agua e ir bebiendo de forma continua. Lo ideal es que bebamos al menos un litro durante nuestra jornada de trabajo.
  • También resulta conveniente comer algo. Por motivos nutricionales, desde luego, pero también para salir del entorno laboral durante unos minutos y volver con más concentración y energía.
  • Retirar la vista de la pantalla cada cierto tiempo no es recomendable, es necesario. La fatiga visual es un problema que puede derivar en cefaleas y vómitos, así que poca broma.
  • Debemos hacer estiramientos musculares tanto antes como después de la actividad laboral. De hecho, si fuese necesario, también durante la misma. No nos llevará mucho más de 5 minutos y sus beneficios son alucinantes. De estar rotísimos a parecer unos chavales de 20 años, ¡una gran diferencia!
  • Dar un paseo de vez en cuando es vital para nuestra circulación. Lo ideal es hacernos algo de trampa a nosotros mismos y no dejárnoslo todo a mano, ¡que tengamos que levantarnos de la silla cada cierto tiempo!
  • Hay que hacer ejercicio, no es negociable. Desde salir a trotar, a correr o nadar, a practicar TRX, crossfit o fitboxing. Vosotros elegís, ¡pero hay que estar activos!
  • La buena iluminación natural es vital para nuestra salud visual. Lo mismo ocurre con la ventilación, más aún en tiempo de coronavirus, ¡que no huela a ‘cerrao’!

Como veis, la mayoría de las recomendaciones para teletrabajar de forma segura y saludable son muy sencillas de llevar acabo, y las que no tan solo requieren de un poco de fuerza de voluntad, ¡hagamos entre todos que el teletrabajo sea una realidad abarcable!

Acerca del autor

Redactor Marketing

Deja un comentario