fbpx
Avances en salud

Nomela es la prueba que facilita la detección de melanoma

nomela
Escrito por Juan González

Con la pandemia, cada vez son más las iniciativas que aúnan tecnología y medicina con el objetivo de prestar la mejor atención sanitaria a los usuarios sin colapsar el sistema sanitario. Desde la telemedicina a diferentes aplicaciones móviles y otras medidas encaminadas al mismo fin, se han puesto en marcha proyectos que buscan mejorar la experiencia del paciente.

Nomela es una de esas iniciativas que, a raíz de la crisis sanitaria, sirven para no saturar los centros de salud a la vez que se sigue cuidando de la salud de las personas, porque hay enfermedades que es mejor no olvidar que siguen ahí, como es el caso del melanoma.

¿Qué es un melanoma?

Un melanoma es un tipo de cáncer de piel que se origina cuando los melanocitos (las células que dan a la piel su color bronceado) comienzan a crecer fuera de control.

Se trata de un tipo de cáncer menos frecuente que otros tipos de cáncer de piel pero es más peligroso porque es mucho más probable que se propague a otras partes del cuerpo si no se detecta y se trata a tiempo.

La mayoría de cánceres de piel se originan en la epidermis, la capa más superficial de la piel, pero en sus etapas más avanzadas pueden invadir otras capas más profundas.

Por eso es muy importante la detección precoz. En el caso del melanoma, hay que prestar especial atención a cualquier lunar, llaga, protuberancia, imperfección, marca o cambio inusual de aspecto, porque podría ser señal de la aparición de un melanoma.

Los especialistas nos alertan de la importancia de vigilar los lunares nuevos o los cambios de color, tamaño y forma de los ya existentes en nuestra piel.

¿Qué es Nomela?

Los especialistas nos aconsejan que prestemos atención a nuestros lunares y que sigamos la regla del ABCDE a la hora de analizar sus posibles cambios:

  • Asimetría
  • Borde
  • Color
  • Diámetro
  • Evolución

Ésas son las cinco señales más destacadas que hay que tener en cuenta a la hora de vigilar esas marcas de nuestra piel.

Para que podamos realizar correctamente este seguimiento, los especialistas aconsejan utilizar aplicaciones móviles que nos ayuden a evaluar el riesgo de padecer cáncer de piel. En ese sentido, ya hemos hablado en este post de Miiskin, una herramienta muy útil para llevar un seguimiento de nuestros lunares ‘sospechosos’ a través de fotografías.

Pero ya existen otras apps similares como Nomela, de la que te vamos a hablar en este post.

Nomela es una prueba desarrollada por la compañía escocesa Moletest que surgió en 2010 como un servicio de detección remoto de cáncer de piel. Fue el primer servicio del mundo que podía detectar esta enfermedad a distancia.

¿Por qué es importante esta prueba en la actualidad?

Pese a que hace más de una década que se lanzó, ha sido a raíz de la pandemia de COVID-19 cuando su labor se ha hecho todavía más importante. Con los centros sanitarios al borde del colapso, muchas personas han ‘descuidado’ su salud en otros puntos de vista que no son el coronavirus, bien por miedo a acudir a un hospital o bien por la responsabilidad de no saturar aún más los centros médicos.

Pero el resto de enfermedades no se detienen por la irrupción del COVID-19, lo que quiere decir que toda vigilancia es poca si no queremos llegar tarde ante enfermedades tan peligrosas como un melanoma.

Así, en el Reino Unido se ha puesto a disposición de los profesionales de atención primaria este servicio de detección de melanoma a distancia.

El objetivo es reducir las derivaciones dermatológicas innecesarias a las consultas de los especialistas y, para eso, se está utilizando Nomela, una prueba que ayuda a detectar lesiones en la piel que son sospechosas de ser un melanoma.

Los médicos de cabecera y otros profesionales sanitarios de atención primaria sólo necesitan un iPad para tomar una imagen de la lesión cutánea en cuestión y analizarla mediante este sistema, que utiliza cinco algoritmos para obtener un resultado rápido y fiable.

Esta aplicación permite a los sanitarios descartar la presencia de un melanoma o confirmar la posibilidad de que éste exista, lo que tendrá que ser ratificado con pruebas posteriores.

Pero, de esta manera, se agiliza el proceso de detección y se reduce la carga del sistema sanitario cuando no hay razón para preocuparse.

Con esta prueba se podrían reducir considerablemente las derivaciones dermatológicas innecesarias en más de la mitad, lo que ahorraría millones de euros anuales al sistema sanitario.

Fiabilidad de la prueba

Recordábamos antes la app Miiskin, destinada directamente al usuario, para que pueda evaluar la evolución de sus lunares. Pero a los médicos no les parece que, pese a ser una aplicación aceptada para la detección temprana de posibles cánceres de piel, ésta sea la mejor opción para los pacientes, ya que estos resultados no deben confundirse con un diagnóstico médico, cosa que puede confundir al usuario, además de invitarlo a visitar con más frecuencia de la debida un centro sanitario de forma innecesaria.

Una de las razones de la escasa fiabilidad de apps como Miiskin, según los expertos, es que el usuario utiliza la cámara de su teléfono para vigilar sus lunares, lo que puede dar resultados distorsionados sólo por el hecho de que la cámara del teléfono móvil no sea del todo buena.

Sin embargo, Nomela utiliza una tecnología muy precisa y está destinada a los profesionales médicos, que son quienes la usan y, por tanto, quienes pueden emitir un diagnóstico fiable.

Eso sí, esta prueba sólo ayuda a los profesionales sanitarios, pero tampoco da un resultado definitivo, sino que éste deberá confirmarse con otras pruebas médicas más específicas.

Se trata de una prueba de descarte, que evita que las consultas se saturen. Pero, cuando hay sospecha de melanoma, tampoco sirve para categorizar un diagnóstico, sino para dar los primeros pasos hacia una evaluación que puede salvar vidas.

De momento, Moletest ha puesto su tecnología a disposición de los profesionales sanitarios británicos, con un iPad con cámara de alta precisión, equipado con la aplicación Nomela, aunque para evaluar los beneficios de esta iniciativa todavía es pronto.

Acerca del autor

Juan González

Deja un comentario