fbpx
Avances en salud

Lo que necesitas para hacer un análisis de sangre en casa

análisis de sangre en casa
Escrito por Juan González

Por fortuna, la medicina, la ciencia y la tecnología avanzan con la suficiente rapidez como para mejorar a pasos agigantados nuestra calidad de vida y curar enfermedades que hace años ni siquiera se conocían. Hemos visto el ejemplo más claro con la irrupción de la pandemia de COVID-19, en la que la investigación ha permitido conseguir en un tiempo récord vacunas efectivas para una enfermedad mortal desconocida.

Durante este tiempo, además, otros aspectos de la medicina han evolucionado de una manera impensable tan sólo unos meses atrás. Nos referimos a campos como la telemedicina, con la que ya no es necesario acudir a una consulta médica para cuestiones que se pueden resolver con una simple llamada de teléfono.

Nos hemos dado cuenta, en ese sentido, de que no es necesario saturar los servicios de urgencias o las consultas de los facultativos para pedir una receta de un medicamento o para hacer alguna pregunta sobre una patología leve, como un resfriado, por poner un ejemplo.

Pero cuánto mejoraría nuestra calidad de vida y cuánto tiempo ganaríamos si en cuestiones simples pudiéramos ser nosotros mismos quienes nos realizáramos una prueba médica simple y supiéramos interpretar sus resultados.

Obviamente, no hablamos de convertirnos en médicos por arte de magia, porque los profesionales son insustituibles (y de eso también nos hemos dado cuenta en esta pandemia), sino de agilizar ciertos trámites.

Seguro que has sido testigo del debate sobre la idoneidad de poder adquirir un test de antígenos en las farmacias para hacerlos nosotros mismos en casa como quien se hace una prueba de embarazo, por ejemplo. En la misma línea, ¿sería posible hacer un análisis de sangre en casa? ¿Cómo podríamos hacerlo? ¿Sabríamos interpretar los resultados?

¿Se puede realizar un análisis de sangre en casa?

Hay clínicas privadas que ofrecen el servicio de realizar un análisis de sangre a domicilio para después remitirte los resultados. Pero no estamos hablando de eso en este apartado.

La cuestión es si podríamos hacernos nosotros mismos un análisis de sangre en casa y la respuesta es que sí. Eso sí, se trataría de una prueba muy sencilla, no como la que nos hacen en los centros sanitarios cuando llenan varios tubos con nuestras muestras de sangre para analizar muchos parámetros diferentes al mismo tiempo.

En este caso, nos estaríamos refiriendo más bien a test de realización simple como los de la prueba del azúcar que se pueden realizar las personas que padecen diabetes, para que lo entiendas mejor.

Efectivamente, igual que te puedes realizar tú mismo un test de anticuerpos del coronavirus, también es posible que te realices test simples para controlar tus niveles de vitamina D, por ejemplo, tu nivel de hierro o de glucosa.

¿Cómo funcionan?

Este tipo de pruebas funcionan de una manera muy sencilla para que no tengas ningún problema a la hora de realizarlo en casa. Una vez que compres tu kit correspondiente, tendrás que tomar unas muestras de unas gotas de sangre (no más) y registrar el resultado obtenido en una aplicación móvil. No te agobies, este tipo de test se pueden incluso comprar online y te detallan todos los pasos que tienes que seguir y cómo conocer el resultado del análisis de la manera más fácil.

Una vez registrados los datos, la propia app te dará una interpretación de los mismos para poder elaborar un informe de salud personalizado.

Recibes la información de forma rápida, práctica y fácil, mediante un sistema encriptado de protección de tus datos para que nadie más tenga acceso a ellos.

Estos test, como el Bloom System, por decir alguno, ya vienen preparados para detectar una serie de biomarcadores concretos en tu sangre y están en continua evolución para añadir otros nuevos constantemente.

Como podrás intuir, cuanto más sofisticados son, más caros pueden resultar.

Cómo interpretar un análisis de sangre en casa

Hoy por hoy, gracias al avance de la medicina, de la ciencia y de la tecnología -como decíamos al principio-, ya se pueden obtener muchos datos sobre nuestro estado de salud con una simple muestra de sangre. Con un leve pinchazo se pueden detectar desde un simple colesterol alto a enfermedades más graves como el cáncer o el alzhéimer.

Pero para quien no ha estudiado medicina es bastante complicado saber todo esto. Si nosotros nos hacemos un análisis de sangre en casa, no sabríamos muy bien qué quieren decir los resultados obtenidos.

Seguro que has tenido más de una vez un resultado de un análisis de sangre en tu mano y, como mucho, sabes que los resultados que llevan asteriscos son los que pueden presentar alguna anomalía respecto a los valores que son normales.

Pero lo más normal es que no sepas interpretar el resultado en su conjunto. Sin embargo, un médico, en vista de los resultados, podría saber si éstos esconden detrás algún fallo en la salud de otro tipo, como si te podría estar fallando un riñón o si tu alimentación no está siendo la más adecuada.

Muchas veces, cuando vemos el resultado de un análisis y vemos más asteriscos de la cuenta, nosotros mismos nos alarmamos sin necesidad. Tener ciertos valores alterados no es sinónimo de estar enfermo, pero eso siempre debe evaluarlo un médico.

Ten en cuenta que los valores estimados siempre partes de un nivel genérico y que no tiene por qué ser negativo que tú no te ajustes a él. Cada persona es diferente y tiene un historial clínico distinto, por lo que la interpretación de los datos va a cambiar en cada caso.

No pretendas saber más que un profesional médico. Los resultados de un análisis de sangre, aunque éste sea posible realizarlo en casa, siempre los evaluará mejor un facultativo que tú. Y, aunque con estos test rápidos puedas conocer datos simples muy acotados, siempre es mejor que, en caso de tener cualquier duda, preguntes a quien mejor va a interpretar los datos: tu médico. Además, será el único que, en caso de detectar alguna anomalía, sepa qué tratamiento es el más adecuado para ti.

Acerca del autor

Juan González

Deja un comentario