fbpx
Avances en salud

La domótica en el sector de la salud

Domótica-en-la-salud
Escrito por Juan González

En pleno boom de la domótica en nuestros hogares, es posible que aún no sepáis la de aplicaciones que tiene esta rama tecnológica a nivel sanitario. La domótica en salud hace tiempo que dejó de ser un proyecto. Ahora no solo está al servicio de nuestro bienestar, sino que cada vez será más común ver domótica en hospitales a servicio tanto de profesionales sanitarios como de pacientes. El progreso es encontrar la forma de hacernos la vida un poco más sencilla, ¡así que ver que la tecnología tiene este tipo de aplicaciones es una verdadera maravilla!

¿Qué es la domótica?

El concepto domótica, tan de moda durante los últimos tiempos, es como se ha bautizado a la robótica doméstica. Cada vez estamos más acostumbrados a tener en casa dispositivos electrónicos conectados, inteligentes, que nos hacen la vida un poco más sencilla. Sin embargo, lo más probable es que todavía no seamos capaces de imaginar las evoluciones que nos tiene reservada esta rama tecnológica de aquí a unos años. Por el momento sabemos que LG, por ejemplo, trabaja en un cerebro cibernético para nuestro hogar con forma de espejo de cuerpo entero, el LG Concierge. O que Samsung prepara el desembarco de sus nuevos asistentes robóticos personales.

Nos hemos acostumbrado a tener una aspiradora robótica dando vueltas por casa mientras nosotros vemos una serie tranquilamente. A que nuestra lavadora decida cuánta cantidad de detergente utiliza en función de su carga o incluso a que lo compre vía Amazon cuando nota que lo necesita. A encender y apagar las luces de casa con la única herramienta de nuestra voz. O a marcharnos de vacaciones dejando programada una rutina de encendido y apagado de bombillas y subido y bajado de persianas para engañar a los cacos. La técnica al servicio del pueblo, ¡y eso que pensábamos que nuestra generación no podría disfrutar de estos lujos!

Eso sí, una cosa es la domótica aplicada a la comodidad y otra muy distinta la domótica aplicada a la salud y el bienestar. Exacto, domótica y salud forman un equipo realmente apasionante, y pronto seremos testigos de primera mano de ello. Los robots de Kompai, por citar algunos, son un claro ejemplo de que la domótica en hospitales no solo es posible, sino que ya es una realidad. ¿Y qué beneficios puede aportarnos este tipo de tecnología? ¡Veámoslo con detenimiento!

Beneficios de su aplicación en el sector salud

La domótica en la salud no es un lujo, como decíamos antes en la domótica en el hogar. La domótica en la salud es una necesidad, y como tal, deberíamos aplaudir que, de una vez por todas, se esté trabajando en aplicarla en este sentido. Además ayuda a la evolución de los hospitales digitales.  En el hogar vemos muy fácilmente sus ventajas, como no tener que volver a barrer o fregar a no ser que la cosa sea muy catastrófica. Sin embargo, en ocasiones nos cuesta ver sus aplicaciones en el sector salud. Por eso aquí van los que, a nuestro juicio, son algunos de sus mejores beneficios en este sentido:

  • La domótica es la perfecta asistente para las personas de la tercera edad. No solo puede hacer que su sentimiento de soledad sea bastante menor. Además, puede convertirse en un elemento vital en situaciones críticas. Por ejemplo, de sufrir una caída, podrán llamar a las emergencias con solo pedírselo a un altavoz inteligente. Y la cosa no queda ahí. Hace un momento mencionábamos la domótica de Kompai. Asistentes personales como los de esta compañía no solo pueden dar conversación, sino que son capaces de recordar la toma de medicinas o de proporcionar entretenimiento a la vez que ejercen como apoyo para caminar. ¡Ojalá mucha de esta domótica en nuestros hospitales pronto!
  • Solo en el punto anterior ya hemos hablado de seguridad, interacciones sociales y salud propiamente dicha, pero hay otros beneficios específicos que se pueden explotar. Por ejemplo, en tiempos de coronavirus, nada como un elemento domótico que purifique el aire, ¿no creéis? Los que tienen filtro HEPA, además, capturan los aerosoles que pueden contener el temido bicho. ¡Imaginaos si son importantes para la salud!

Sí, nuestra generación será la que viva la explosión de la domótica en hospitales, ¡muy pronto no sabremos vivir sin ella!

Zonas de hospitales donde se puede aplicar

Por el momento, la domótica actual no está capacitada para actuar en escenas de emergencia. Sin embargo, es ideal para tareas asistenciales. Por eso, aunque a priori nos cuesta imaginar en qué zonas encajaría la domótica en hospitales, vais a ver como aplicando la lógica resulta de lo más intuitivo.

  • Una de las principales zonas en las que puede utilizarse la domótica en hospitales es en los accesos de los mismos. Muchas veces nos quejamos de que no hay suficiente personal para recibir a los pacientes o coger las llamadas, pero… ¿y si pusiésemos un dispositivo domótico a hacer este trabajo? Estaría disponible las 24 horas del día, siempre atendería con buenas formas y sería de lo más eficiente, ¡minipunto y punto para la domótica en salud!
  • Otro de los puntos en los que parece obvio que encaja la domótica en hospitales es en las habitaciones. Poder encender, apagar o atenuar las luces, cambiar de cadena o solicitar asistencia utilizando nuestra voz como única herramienta nos parece una función espectacular. Más aún teniendo en cuenta que, cuando un paciente está ingresado, normalmente tiene algún tipo de problema de movilidad.
  • Las salas de rehabilitación, y las zonas en las que hay pacientes con problemas de demencia, son sin duda alguna en las que más y mejor pueden aprovecharse las funcionalidades de la domótica en salud. De hecho, ya existen dispositivos domóticos con aplicaciones específicas en este sentido, ¡y sus resultados no podrían ser más satisfactorios!

Poco a poco, conforme la tecnología vaya avanzando, irán teniendo cada vez más presencia en procesos complicados. ¿Os imagináis a un robot operándonos a corazón abierto? Puede parecer algo de ciencia ficción, pero siempre será más preciso que una mano humana. Solo hay que encontrar la manera de enseñarles a hacerlo…

Acerca del autor

Juan González

Deja un comentario