fbpx
Avances en salud

IoT en medicina: Significado y aplicaciones

iot en medicina
Escrito por Juan González

Cada vez vemos más siglas relacionadas con el mundo de la salud y lo normal es que no sepamos a qué se refieren. Sin embargo, la llegada del IoT en medicina ha supuesto, y supondrá, tal revolución, que más nos vale saber muy bien a qué hacen alusión. ¡Os lo contamos!

¿Qué es IoT?

Es posible que las siglas ‘IoT’ no nos digan nada por sí mismas, pero… ¿y si os decimos que vienen del inglés Internet of Things? Exactamente, hacen referencia al internet de las cosas. Y diréis: ‘¿Acaso no es todo internet de las cosas? ¡Siempre necesitamos algo de hardware para conectarnos!’. Sí, pero no. El IoT está especialmente pensado para que haya determinados objetos conectados a él e interconectados entre sí. Especialmente pensado para hacernos la vida un poco más fácil bastante más allá de buscar información, hacer videollamadas, ver series o llevar a cabo transacciones bancarias.

Es decir, el IoT sirve para crear una red cooperativa de dispositivos que nos permita manejarlos a todos ellos desde un mismo dispositivo. O mejor aún, comunicarse entre ellos para tomar decisiones en función de las señales que están percibiendo. Es lo que ocurre, por ejemplo, con una red de iluminación para el jardín, para una ciudad entera, para coordinar a multitud de robots en una fábrica de coches… Sí, sabemos que suena futurista, pero alucinaríais si supiéseis la cantidad de sensores que automatizan trabajos de lo más complejos a día de hoy.

¿Lo mejor de todo este tinglado? Sin duda alguna, la aplicación del IoT en medicina. Al igual que ocurre con la tecnología que se prueba en el espacio, que unos años más tarde termina aplicándose a elementos tan cotidianos como por ejemplo un bolígrafo, en muchas ocasiones los avances tecnológicos terminan adaptándose al mundo de la salud. Y ojo, que aunque hay personas que no terminan de fiarse de las máquinas para según qué cosas, a continuación veremos los eficaces usos que se le están dando a este avance tecnológico.

Todo lo que nos ayude a estar mejor siempre debe ser bienvenido, ¡y el IoT va a ayudarnos muchísimo!

Aplicaciones del IoT en la medicina

Tal y como os hemos comentado, son muchas y cada vez se le encuentran más, pero antes de meternos de lleno en sus aplicaciones, detengámonos un momento en qué significa IoT en medicina. De hecho, imaginaos si es importante que tiene incluso sus propias siglas: el  IoT en la medicina es IoMT. Llamamos así a la tecnología médica conectada en red y, a su vez, conectada también a medios de tecnología de la información.

  • Solo en 2020 ya había más de 600 millones de dispositivos de este estilo funcionando en el mundo.
  • Esto fue precisamente lo que permitió que el salto a la telemedicina durante la pandemia de coronavirus fuese mucho más sencillo de lo esperado.

Es decir, el IoMT resultó vital a la hora de agilizar las consultas a distancia, de poder atender mejor a unos pacientes que, por vez primera, no tenían a sus sanitarios cara a cara. A la hora de hablar de IoT en la medicina, por cierto, podemos hablar de dos vertientes:

  • La primera de ellas, la que se utiliza en los hospitales. Dotar a las máquinas de diagnóstico de IoMT no solo agiliza su uso, sino que además hace que este resulte mucho más eficiente. También hace más ágil la gestión de las pruebas médicas, por lo que, como veis, son todo ventajas.
  •  Por otro lado, también hay que hablar del IoMT que los pacientes utilizan en casa. Cada vez será más habitual que estos lleven consigo dispositivos wearables conectados a internet que permitan a sus doctores conectar con ellos y sus constantes vitales en tiempo real.

Tiene ventajas y desventajas, pero el IoT en medicina es el futuro de nuestro bienestar, solo que el futuro ya está aquí, ¡y poder decir esto no podría ser más maravilloso!

Ejemplos de IoT en el sector salud

Como suele ocurrir con este tipo de nuevas aplicaciones tecnológicas, lo mejor es verlas con claros ejemplos para entenderlas muchísimo mejor. ¿Qué usos se le está dando a día de hoy al IoT en la medicina y qué podemos esperar de él? ¡Vais a alucinar con algunos de ellos!

Detector de azúcar y dosificador de insulina inteligente

Hace no mucho saltó el rumor de que tanto Samsung como Apple estarían preparando sus propios medidores de azúcar en sangre no invasivos. Estarían incluidos en sus próximos modelos de smartwatches y nos librarían de una vez por todas del molesto pinchazo en el dedo. Dichos rumores son cada vez más serios, y lo mejor es que esto no solo nos ayudará a llevar mejor las mediciones, sino que almacenará automáticamente un registro fácilmente accesible por parte de nuestros médicos y enfermeros.

Y eso no es todo. Las bombas de insulina inteligentes prometen revolucionar la forma en la que los diabéticos se suministran este elemento. Gracias al IoT en medicina, estos aparatos detectan cuándo hay un nivel anómalo de azúcar y ponen fácil solución, evitando por tanto una posible crisis.

Smart pills

El problema de ciertas enfermedades, sobre todo de las mentales, es que hasta ahora era imposible saber si un enfermo se había tomado o no la medicación. Es decir, si estaba o no cumpliendo con el tratamiento, algo básico a la hora de decidir los siguientes pasos a seguir. Sin embargo, la aplicación de IoMT al mundo de las pastillas promete revolucionar también este elemento tan clásico de la medicina.

¿Cómo? Con un sensor que envía una señal al médico una vez la cápsula se ha disuelto en el estómago. De este modo, el facultativo puede llevar un conteo exacto, y eso es una auténtica maravilla.

Chips en nuestros cuerpos, el siguiente paso en la evolución natural

Aunque esta aplicación del IoT en medicina sí puede parecer más futurista, lo cierto es que ya se llevan algunos años haciendo pruebas con ellos. Ya se sabe que pronto podremos pagar en los comercios haciendo uso de una parte de nuestro cuerpo, o que podremos manejar ciertos aparatos de domótica gracias a ellos.

Sin embargo, se está estudiando la posibilidad de que también recojan y almacenen datos de nuestra salud, lo que podría resultar altamente beneficioso.

Acerca del autor

Juan González

Deja un comentario