fbpx
Avances en salud

Descubre la nueva ‘PCR rápida’ de Ascires

pcr-rápida
Escrito por Juan González

Reacción en Cadena de la Polimerasa. Dicho así, igual te resulta menos conocido, pero si te hablamos de PCR (sus siglas en inglés), a estas alturas ya sabrás de sobra lo que significa ese concepto sin necesidad de ser médico o científico.

Una PCR es una prueba de diagnóstico que permite detectar un fragmento de material genético de un patógeno. En la actualidad se está utilizando este test para detectar si una persona está infectada de COVID-19.

En un laboratorio se analiza una muestra respiratoria y el resultado es positivo cuando se detecta ARN del virus.

Una PCR es una prueba compleja, que requiere de personal preparado para realizarla. Obtener un resultado puede tardar varias horas. De ahí que se hayan empleado técnicas de diagnóstico alternativas, conocidas como test rápidos, que permiten saber si una persona está o no contagiada de coronavirus en apenas unos minutos.

La diferencia es que estos test rápidos no detectan el ARN del virus, sino que identifican anticuerpos a través de una muestra de sangre o proteínas del virus presentes en muestras respiratorias. Eso sí, se puede conocer el resultado en unos 10-15 minutos.

Ahora, un grupo de investigadores españoles ha diseñado una nueva PCR que permite diagnosticar el COVID-19 en unos 40 minutos. Son las PCR rápidas. ¿Quieres saber qué son?

¿Qué mejoras y novedades tiene esta ‘PCR rápida’?

La clínica Ascires, con un equipo de investigadores españoles, ha desarrollado la nueva PCR ‘fast-point-of-care’.

Esta PCR rápida reduce los tiempos de espera tras la realización del test, lo que beneficia al sistema sanitario y al paciente.

Con su reducción de tiempos a la hora de conocer el diagnóstico, el objetivo es rebajar la presión hospitalaria, para que el personal sanitario pueda dedicarse a lo importante y porque esta rapidez facilita la clasificación y triaje de los pacientes que estén pendientes de someterse a una intervención o revisión médica.

En la tercera parte de tiempo que hasta ahora, la persona conocerá si está o no infectada. Por eso, permitirá el diagnóstico rápido de más de 7.000 personas al día.

Extraer la muestra, procesarla y obtener un diagnóstico es más rápido y puede hacerse en el mismo punto de atención al paciente. No hace falta transportar la muestra a un laboratorio especializado para que sea analizada.

Y no sólo se ahorra tiempo, también dinero, porque este test rápido cuesta la mitad que la PCR convencional.

Fiabilidad de la ‘PCR rápida’

Esta PCR de prueba rápida no pierde eficacia en su diagnóstico. Se trata de un test altamente sensible, capaz de detectar los dos genes asociados a la COVID-19 a partir de una pequeña muestra biológica del tracto respiratorio.

Este sistema permite detectar el coronavirus tanto en pacientes con síntomas como en personas asintomáticas.

Además, el equipo de expertos de Ascires ha contado con la aprobación del Comité de Ética del Hospital Clínico Universitario de Valencia y se ha validado técnicamente con muestras de casos positivos y negativos facilitadas por su Servicio de Microbiología y Parasitología.

Ascires Sistemas Genómicos es la mayor empresa española especializada en secuenciación genética. Es una compañía pionera en el campo de la biología molecular y la genética, con dos décadas de experiencia. Sus investigaciones se centran en la actualidad en conocer a fondo la COVID-19 para saber cómo es su mecanismo de infección y por qué sus efectos son tan diversos en cada persona.

Esta compañía, con muchos estudios pioneros y proyectos de I+D+i a sus espaldas, tanto a nivel nacional como internacional, está realizando importantes esfuerzos para optimizar la PCR a nivel de costes y de plazos, por lo que nadie nos dice que no puedan ser capaces de seguir avanzando aún más en ese terreno y conseguir test aún más rápidos e igual de fiables en sus resultados.

¿Cómo se realiza esta ‘PCR rápida’?

La PCR rápida de Ascires es una prueba molecular que se realiza mediante la técnica PCR multiplex a tiempo real (RT-PCR), con la que es posible detectar y amplificar la presencia de ARN viral, identificando con una alta fiabilidad los genes de la COVID-19.

La prueba está diseñada en forma de kit para poder llevar a cabo las pruebas de forma rápida y sencilla en cualquier hospital o laboratorio de diagnóstico.

Igual que la PCR convencional, se toma una pequeña muestra biológica del tracto respiratorio y, con unos reactivos muy potentes, se accede a las moléculas de ARN del virus de una forma más directa.

La muestra se procesa en un termociclador, por lo que no hay que transportarla a ningún laboratorio, lo que ahorra tiempo y costes.

Con la simplificación del proceso, el paciente puede conocer su diagnóstico en unos 40 minutos, ya que es una PCR rápida con alta fiabilidad.

¿Cuál es el precio de la ‘PCR rápida’ de Ascires?

El equipo de investigadores de Ascires ya logró en abril de 2020 reducir los tiempos de diagnóstico del test PCR. Entonces consiguió que una prueba que tardaba unos días en conocerse el resultado pudiera reducir su tiempo de respuesta a las tres horas y ahora ha acelerado aún más ese proceso sin perder eficacia en el diagnóstico.

En ambos casos, la intención es conseguir que un resultado fiable en menos tiempo y que esta PCR rápida sea un test que se pueda realizar en cualquier hospital o centro sanitario.

Pero, además de reducir los tiempos, como te hemos dicho, también han sido capaces de reducir los costes y eso se traduce en el precio final de la prueba.

Las pruebas PCR convencionales tienen un coste de unos 110 euros pero esta PCR rápida tiene un precio de 70 euros.

Es verdad que es más cara que un test serológico, cuyo precio es de unos 45 euros, pero es capaz de detectar la presencia del virus en el organismo, mientras que la prueba serológica sólo te indicará si tu cuerpo ha generado o no anticuerpos, es decir, si ya has pasado o no la enfermedad.

Acerca del autor

Juan González

Deja un comentario