fbpx
Healthtech

Butterfly iQ: La revolución de los ecógrafos

butterfly-iQ
Escrito por Juan González

En el mundo de la medicina la tecnología es un elemento fundamental. Todas las innovaciones que facilitan la labor de los profesionales sanitarios y que mejoran las prestaciones para los pacientes son bienvenidas y en el campo de los aparatos de diagnóstico cada vez encontramos más ejemplos de mejoras en favor de la salud de la población.

Yoigo fibra2

Nos parecía demasiado futurista la llegada de las ecografías 5D, pero ya las tenemos entre nosotros. Y ahora también tenemos a nuestro disposición otro tipo de ecógrafos pensados para ayudar a obtener diagnósticos clínicos en cualquier momento y lugar, de forma rápida y sencilla. Ya están en el mercado los ecógrafos de mano y en este post te vamos a hablar de uno de los más punteros que podemos encontrar en la actualidad. Te presentamos a continuación el Butterfly iQ, un dispositivo de diagnóstico que ofrece numerosas prestaciones a los profesionales sanitarios.

¿Qué es Butterfly iQ?

La tecnología sigue revolucionando la atención sanitaria con novedades como Butterfly iQ, un aparato de diagnóstico de uso indicado para personal sanitario formado y cualificado.

Se trata de la reinvención de la ecografía porque estamos hablando de un ecógrafo de mano polivalente que los profesionales de la Sanidad pueden utilizar durante todo el día, ya que está diseñado para durar un turno completo de trabajo o más de dos horas continuas de escaneo.

Cuenta con una batería integrada y carga inalámbrica y funciona con ultrasonidos.

En cuanto a su elegante y sólido diseño, este apartado, que está disponible tanto en color negro como blanco,  tiene un cuerpo de aluminio anodizado, un material que le aporta mayor durabilidad, mejor eficiencia térmica y capacidad para soportar las condiciones más duras, según detalla la propia marca que lo comercializa.

El Butterfly iQ ofrece una profundidad de exploración mínima de 2 centímetros y máxima de 30 centímetros.

Especificaciones de Butterfly iQ

Este ecógrafo de mano se caracteriza por su potencia y por su rendimiento a pesar de su reducido tamaño. Y, además, podemos señalar las siguientes prestaciones:

  • Cuenta con un innovador sistema que le permite emitir poco ruido.
  • Tiene un bajo consumo o, más concretamente, un consumo eficiente.
  • Su tecnología permite obtener mayores velocidades de obtención de imagen y también frecuencias de repetición de impulsos más altas.
  • Es un aparato de mayor durabilidad, resistente a caídas de incluso 1,20 metros. Se han realizado pruebas de nivel militar para testarlo.
  • Resiste al polvo y al agua, por lo que puede ser usado en entornos difíciles.

¿Qué obtenemos con el Butterfly iQ?

  • Más nitidez para llegar hasta la información importante de manera más rápida.
  • Verás colores que representen con fidelidad la realidad.
  • Se podrán ver bordes miocárdicos y dinámicas de flujo de alta resolución en las imágenes cardíacas.

¿Qué aplicaciones tiene?

  • Abdomen
  • Abdomen profundo
  • Aorta y vesícula biliar
  • Vejiga
  • Cardíaco
  • Cardíaco profundo
  • Pulmón
  • Musculoesquelético
  • Nervios
  • Obstetricia
  • Abdomen pediátrico
  • Cardiología pediátrica
  • Órgano pequeño
  • Tejido blando
  • Vascular: acceso carótida y vena profunda

Ventajas de Butterfly iQ

Butterfly iQ es un aparato que aúna los beneficios de diagnóstico de una ecografía con los de cualquier otro aparato manual. Esas ventajas que aporta este dispositivo son las siguientes:

  • Tiene múltiples usos diagnósticos.
  • Se obtienen resultados inmediatos.
  • Más rentabilidad que otros aparatos de este tipo no portátiles.
  • Portabilidad para moverlo de sitio.
  • Tiene un registro de seguridad a la hora de ser utilizado.

Es importante tener en cuenta que el Butterfly iQ no puede emplearse con aplicaciones oftálmicas. No está indicado para ello.

¿Cómo funciona Butterfly iQ?

El sistema de ecografía manual Butterfly iQ está diseñado para que quien lo utilice pueda hacerlo de manera fácil. Así, es un aparato portátil que funciona con batería, un dispositivo con una interfaz muy sencilla para el usuario.

Este ecógrafo permite obtener imágenes diagnósticas y medir estructuras anatómicas y líquidos y, además, Butterfly iQ se puede tener en el iPhone, porque cuenta con una aplicación web de almacenamiento en la nube para que los usuarios de iOS puedan almacenar las imágenes obtenidas y acceder a este contenido con su cuenta de usuario e incluso compartirlo.

¿Cualquiera puede tenerlo y usarlo?

No todo el mundo puede comprar un Butterfly iQ, pues éste está pensado exclusivamente para que lo utilicen los profesionales sanitarios cualificados y formados.

Aunque sí puede utilizarse en diferentes entornos sanitarios como clínicas u hospitales y, por tanto, sólo puede utilizarse con las finalidades médicas descritas con anterioridad.

Para poder utilizar este ecógrafo es necesario tener en cuenta lo siguiente:

  • Es necesaria la formación exigida por la normativa, ya sea local, regional, provincial o nacional.
  • Hay que contar con la formación adicional que exige el médico que autoriza el procedimiento.
  • Es fundamental el conocimiento y la comprensión del material que se tiene entre manos.
  • Hay que tener en cuenta todas las advertencias de seguridad y precauciones del aparato y seguir el manual de instrucciones de uso.

Quienes utilizan este tipo de dispositivos deben conocer sus beneficios pero también sus riesgos, porque un aparato como éste que funciona con ultrasonidos también podría tener sus contraindicaciones. No obstante, esta tecnología lleva usándose más de dos décadas sin que se conozcan efectos negativos a largo plazo para el paciente.

El precio de Butterfly iQ

Está disponible el Butterfly iQ en España, como en otros países donde también se puede adquirir, aunque su fabricación es estadounidense.

Como decimos, el uso de este material sanitario está sujeto a registro, por lo que para utilizarlo no sólo se paga el dispositivo en sí, sino también una suscripción para el uso del espacio de almacenamiento en la nube y ahí Butterfly iQ cuenta con diferentes planes.

Plan Pro Individual: 400 euros anuales

No tiene límite de exploraciones, capturas, almacenamiento y uso compartido. Y da acceso completo a modos avanzados de obtención de imágenes pero da licencia a un único usuario.

Plan Pro Team: 1.150 euros anuales

Incluye todas las funciones del anterior pero incluye cinco licencias de usuario, por lo que permite una colaboración en tiempo real y hojas de trabajo personalizables.

Enterprise

Además de todas las funciones de los planes anteriores, cuenta con más herramientas de control de calidad y aporta licencias ilimitadas para que los equipos puedan ser usados en hospitales. El precio puede variar en función de la oferta que te proponga la empresa distribuidora.

Acerca del autor

Juan González

Deja un comentario